Conoce Café Oliver

Café Oliver perdura a lo largo del tiempo gracias a haber mantenido siempre una marcada personalidad que nos distingue de cualquier otra propuesta en Madrid. Aunque nació en el año 2002 y originalmente el Oliver se encontraba en la calle Almirante, hace ya tiempo que hemos evolucionado, mutando en función de dónde nos encontráramos, pero siempre reconocido por ofrecer propuestas originales, servicio impecable y un ambiente único en el que disfrutar de grandes momentos.

En la actualidad decir Café Oliver es decir el mejor Brunch en Madrid, el auténtico e inimitable. Son muchos miles de fans de nuestro brunch quienes avalan esta afirmación después de haber elegido pasar con nosotros alguna mañana de cualquier domingo. Y es que en todos estos años nos han acogido distintos espacios en Madrid, desde el Café Oliver original, pasando por Hermosos y Malditos del Hotel Totem, Macadamia, el Hotel Urso y el Café Comercial. Como se puede apreciar siempre elegimos lugares únicos y con carácter, y es que somos muy exigentes a la hora de comprometernos para ofrecer nuestro Brunch.

Manteniendo nuestra filosofía de ubicarnos exclusivamente en sitios especiales y de carácter, comprometidos como estamos en ofrecer una experiencia completamente satisfactoria por la combinación de gastronomía y entorno, recientemente hemos extendido nuestra propuesta de brunch a dos puntos estratégicos de Madrid: el Restaurante Behia y el Restaurante Martinete. Y muy pronto seguiremos llevando la buena nueva del Brunch a otros puntos de la ciudad.